Dolor en la boca del estómago: sus causas y que se debe hacer

Dolor de estómago es el nombre mas popular que recibe el dolor epigástrico o epigastralgia, es decir, el dolor que se produce en la parte superior del abdomen directamente bajo el pecho, en la región correspondiente al comienzo del estómago.

En la mayoría de los casos, este dolor no es preocupante y puede indicar un trastorno del estómago, el esófago o el principio del intestino, como el reflujo, la gastritis o la indigestión, que se presenta junto con otros síntomas como ardor de estómago, mareos, vómitos, hinchazón, flatulencia o diarrea.

Sin embargo, es importante recordar que, en algunos casos raros, el dolor gastrointestinal también puede indicar otras afecciones más graves, como la inflamación de la vesícula biliar, la pancreatitis o incluso un ataque al corazón. Por lo tanto, si este dolor se produce muy intenso y que no mejora en unas horas o va acompañado de otros síntomas como falta de aire, mareos, opresión en el pecho o desmayos, es importante acudir a urgencias para que le examinen.

Las principales causas del dolor son:

Gastritis

La gastritis es una inflamación del revestimiento del estómago que suele provocar un dolor de leve a moderado o intenso en la boca del estómago, causando una sensación de ardor o de opresión, especialmente después de comer.

Además del dolor, la gastritis también provoca otros síntomas como náuseas, hinchazón después de las comidas, eructos y flatulencia excesiva.

La afección puede desencadenarse por una dieta desequilibrada, el consumo excesivo de alimentos fritos, cafeína, alcohol, estrés, la toma de medicamentos que atacan el revestimiento del estómago, como los antiinflamatorios.

En algunos casos, la gastritis puede llegar a capas más profundas del tejido y provocar una úlcera de estómago. En estos casos, el dolor suele ser más intenso y se produce en ayunas o después de comer;

Recomendado:  Remedios caseros para el dolor de estomago

también existe el riesgo de hemorragia o perforación, que puede provocar una inflamación grave en el abdomen.

Qué hacer: El tratamiento lo recomienda el médico de cabecera o el gastroenterólogo, que puede recomendar medicamentos como el omeprazol para reducir la acidez del estómago. En el caso de la infección por H. pylori, también se pueden prescribir antibióticos como la claritromicina y la amoxicilina.

También es importante cambiar los hábitos alimentarios, como el consumo de bebidas alcohólicas y alimentos picantes o condimentados.

Cálculos biliares

La presencia de cálculos, biliares puede provocar un dolor abdominal de tipo cólico que suele producirse en la parte superior derecha del abdomen, pero que también puede irradiarse al abdomen y la espalda, asociado a síntomas como mareos y vómitos.

Qué hacer: El gastroenterólogo puede recetar medicamentos para disolver los cálculos y aliviar los síntomas, así como analgésicos y antieméticos para aliviar las molestias y el dolor. La terapia de ondas de choque y, en casos graves, la extirpación quirúrgica de la vesícula biliar son algunos de los procedimientos indicados.

También son importantes los cambios en el estilo de vida, como evitar los embutidos, los alimentos grasos y la carne roja.

Mala digestión

La mala digestión se debe al comer en exceso o ingerir alimentos que no son bien tolerados por el organismo, como los contaminados con microorganismos o que contienen lactosa, puede provocar una digestión difícil con irritación de la mucosa del estómago, producción excesiva de gases, reflujo y aumento de la motilidad intestinal.

El resultado es un dolor que puede producirse en la boca del estómago o en otra parte del abdomen y que puede ir acompañado de hinchazón, diarrea o estreñimiento.

Recomendado:  Yogur griego: qué es, beneficios y propiedades para la salud

Qué hacer: En estos casos, el dolor suele pasar al cabo de unas horas. Por ello, es aconsejable tomar medicamentos para aliviar las molestias como antiácidos y analgésicos, beber mucho líquido y hacer comidas ligeras.

También se pueden utilizar remedios caseros como el té de boldo y el té de anís. También es aconsejable comer alimentos que no irriten el estómago, como las gelatinas y las galletas sencillas.

Esofagitis

La esofagitis es una inflamación de los tejido del esofágico, generalmente causada por el reflujo gastroesofágico o una hernia de hiato. Esta afección suele causar dolor en la boca del estómago y ardor en la zona del pecho, que empeora después de las comidas y con ciertos alimentos como la cafeína, el alcohol y los fritos. Además el dolor es más frecuente por la noche.

Qué hacer: El tratamiento lo recomienda el gastroenterólogo e incluye la toma de medicamentos para la acidez, como la famotidina o el omeprazol, y la introducción de cambios en el estilo de vida, como el no fumar, no tomar bebidas alcohólicas, no comer alimentos grasos, azúcar, comida rápida o congelada.

En algunos casos, se puede recomendar una intervención quirúrgica para evitar que el alimento vuelva a aparecer y para mejorar los síntomas.

Pancreatitis aguda

La pancreatitis es una inflamación del páncreas, un órgano situado en el centro del abdomen cuya función principal es digerir los alimentos y producir hormonas. En este caso, el dolor es casi siempre repentino e intenso y puede irradiarse a la parte superior del abdomen. El dolor también puede ir acompañado de vómitos, flatulencias y estreñimiento.

Recomendado:  TEs adelgazantes para perder barriga una opción casera y natural

Qué hacer: La pancreatitis aguda es una emergencia médica y el tratamiento debe iniciarse lo antes posible para evitar que la enfermedad empeore y provoque una amplia inflamación en el organismo. Las medidas iniciales incluyen el ayuno, la ingesta de líquidos por vía intravenosa y la toma de analgésicos. Si se detecta una infección, el médico puede recetar antibióticos, como ciprofloxacina, ofloxacina o vancomicina.

En los casos más graves, puede estar indicada la cirugía.

Problemas de corazón

El dolor en la boca del estómago puede estar causado por una afección cardíaca, como un ataque al corazón, a diferencia del típico dolor en el pecho. El dolor de estómago cardíaco no es habitual y suele ser una sensación de ardor o punzada y va acompañado de otros síntomas como náuseas, vómitos, sudores fríos o dificultad para respirar. El dolor puede extenderse hacia abajo en el área abdominal y puede sentirse como acidez estomacal.

Aturdimiento
Mareos
Náuseas
Dolor que se irradia al cuello, la mandíbula o la espalda
Dificultad para respirar
Sudoración (a veces llamada sudoración “fría”)
Cansancio inexplicable

A menudo se sospecha de una enfermedad cardíaca en personas que ya tienen un factor de riesgo de sufrir un infarto, como los ancianos, los obesos, diabéticos, hipertensos, fumadores o las personas con enfermedades cardíacas.

Qué hacer: Si sospecha que se trata de un infarto, debe acudir inmediatamente a las urgencias de un hospital, donde el médico le realizará las primeras pruebas para determinar la causa del dolor, como un electrocardiograma y una medición de troponina en el corazón, e iniciará el tratamiento más adecuado.

//

©©

Utilizamos cookies para personalizar contenidos y analizar nuestro tráfico. View more
Aceptar