úlcera por presión: ¿Qué es, y cómo cuidarse

La úlcera por presión, es una herida que aparece debido a la presión prolongada y la consecuente disminución de la circulación sanguínea en una parte dada de la piel.

Este tipo de herida es más común en lugares donde los huesos están en mayor contacto con la piel, como sucede en la parte inferior de la espalda, en la nuca, en la cadera o en los talones, lugares donde la presión sobre la piel es mayor, empeorando la circulación. Además, las úlceras por presión también son más frecuentes en las personas que están echadas ya que pueden pasar varias horas en la misma posición, lo que también dificulta la circulación en algunos lugares de la piel.

Aunque son heridas en la piel, las úlceras por presión tardan mucho tiempo en sanar y esto sucede por varias razones, como la debilidad de la persona, la alteración de las capas profundas de la piel y la dificultad para aliviar toda la presión de Ubicaciones afectadas. Por lo tanto, es muy importante que todos los tipos de úlceras sean evaluados por un médico o un enfermero, de modo que se inicie el tratamiento con el producto más adecuado.

Etapas principales de la úlcera por presión

Inicialmente, la úlcera de presión aparece en la piel, sólo como una mancha roja, pero con el tiempo este sitio puede presentar una pequeña herida que no sana y que va aumentando de tamaño.

Dependiendo del momento de la evolución de la úlcera, es posible identificar 4 etapas:

Etapa 1

La primera fase de la úlcera de presión se presenta como una mancha rojiza que cuando se presiona cambia de color a blanco o se vuelve más pálida, y que mantiene esta coloración Durante unos segundos o minutos, incluso después de que se haya retirado la presión.

En el caso de la piel negra u oscura, esta mancha también puede presentar un color oscuro o purplia, en lugar de rojo.

Este tipo de mancha, además de permanecer blanco durante mucho tiempo después de presionar, también puede presentar más dura que el resto de la piel, estando caliente o frío, que el resto del cuerpo.

La persona también puede referirse a hormigueo o sensación de ardor en ese lugar.

Qué hacer:

En esta etapa, la úlcera por presión todavía se puede evitar y, por lo tanto, lo ideal es mantener la piel intacta y mejorar la circulación sanguínea.

Para ello, se debe tratar de mantener la piel lo más seca posible, aplicar una crema hidratante a menudo, así como evitar las posiciones que pueden hacer presión en el sitio durante más de 40 minutos seguidos.

Además, es importante realizar masajes regulares en el lugar para facilitar la circulación.

Etapa 2

En esta etapa surge la primera herida, que puede ser pequeña, pero que aparece como una abertura de la piel en la región de la mancha de roja antes mencionada. Además de la herida, la piel en la región de la mancha se ve más delgada y puede ser con un aspecto seco o, ser más brillante de lo normal.

Qué hacer: Aunque la herida ya ha surgido, en esta etapa es más fácil estimular la curación y evitar una infección.

Para ello es importante ir al hospital, o a una clínica de salud, para que el sitio sea evaluado por un médico, con el fin de iniciar el tratamiento con los productos y aderezos más adecuados.

Además, es necesario seguir aliviando la presión del sitio, con el fin de beber mucha agua y aumentar la ingesta de alimentos ricos en proteínas y vitaminas, como el huevo o el pescado, ya que facilitan la curación.

Etapa 3

En la Etapa 3 La úlcera continúa desarrollándose y aumentando de tamaño, empezando a afectar las capas más profundas de la piel, entre las que se encuentra la capa subcutánea, donde se encuentran los depósitos de grasa.

Es por eso que en esta etapa, dentro de la herida es posible observar un tipo de tejido irregular y con coloración amarillenta, que se forma por las células grasas.

Recomendado:  Tipos de hongos de la piel y como hacer su tratamiento

En esta etapa, la profundidad de la úlcera varía según el sitio afectado y, por lo tanto, es normal que en la nariz, las orejas o los tobillos no sea posible observar la capa subcutánea, ya que no está presente.

Qué hacer: el tratamiento adecuado debe mantenerse con la guía de un médico, y es necesario hacer un vendaje cerrado todos los días.

Es importante beber mucha agua durante el día y apostar por la dieta más rica en proteínas. Además, la presión de los sitios afectados también debe aliviarse, y puede ser recomendado por el médico para comprar un colchón que varía la presión en todo el cuerpo, especialmente en personas que han estado en la cama durante mucho tiempo.

Etapa 4

Esta es la última etapa del desarrollo de úlceras por presión y se caracteriza por la destrucción de las capas más profundas, donde se encuentran los músculos, tendones e incluso huesos.

En este etapa la úlcera tiene un alto riesgo de infección y, por lo tanto, la persona puede necesitar ser hospitalizada para hacer apósitos más regulares y recibir antibióticos directamente en la vena.

Otra característica muy común es la presencia de un olor muy fuerte, debido a la muerte de los tejidos y la producción de secreciones de infección.

Qué hacer: estas úlceras deben tratarse en el hospital e incluso pueden ser necesarias para permanecer hospitalizadas para crear antibióticos y prevenir una posible infección.

También puede ser necesario extirpar capas de tejidos muertos, y se puede recomendar una cirugía.

Principales cuidados

Uno de los cuidados más importantes en el caso de la úlcera por presión es la realización de un apósito adecuado.

1. Cómo vendar y curar la úlcera

El apósito siempre debe adaptarse al tipo de tejidos de la herida, así como a otras características que incluyen: liberación de secreciones, olor o presencia de infección, con el fin de promover una curación adecuada.

Recomendado:  5 remedios de origen natural para desaparecer manchas de la piel

Por lo tanto, el apósito puede incluir diferentes tipos de material, los más comunes de los cuales incluyen:

Alginato de calcio: Son espumas ampliamente utilizadas en úlceras por presión para absorber las secreciones liberadas y formar un ambiente ideal para la curación. También se pueden utilizar si hay sangrado, ya que ayudan a detener el sangrado. Normalmente, deben intercambiarse cada 24 o 48 horas.

  • Alginato de Plata: Además de absorber las secreciones y promover la curación, también ayudan a tratar las infecciones, siendo una buena opción para las úlceras por presión infectadas;
  • Hidrocoloide: Es ideal para prevenir la aparición de la herida todavía durante la etapa 1 de la úlcera de presión, pero también se puede utilizar en las úlceras más superficiales de la etapa 2;
  • Hidrogel: Se puede utilizar en forma de vendaje o gel y ayuda a eliminar el tejido muerto de la herida. Este tipo de material funciona mejor en úlceras con poca secreción;
  • La colagenasa: Es un tipo de enzima que se puede aplicar en la herida para restar el tejido muerto y facilitar la secreción, siendo ampliamente utilizado cuando hay grandes áreas de tejido muerto para eliminar.

Además de utilizar el apósito adecuado, se puede utilizar un bisturí para extraer trozos de tejido muerto, que se llama desbridamiento.

 

2. Cómo evaluar la úlcera

Durante el tratamiento de la herida, las enfermeras deben ser conscientes de todas las características que pueden observar o identificar, para que se pueda hacer una evaluación con el tiempo, con el fin de entender si se está produciendo una curación adecuada. Esta evaluación también es muy importante para considerar el intercambio de los materiales de apósito, para que permanezcan adecuados durante todo el tratamiento.

Algunas de las características más importantes, que deben evaluarse durante todos los apósitos incluyen: tamaño, profundidad, forma de los bordes, producción de secreciones, presencia de sangre, olor y presencia de signos de infección, como enrojecimiento de la piel en Producción de espalda, hinchazón, calor o pus. A veces la enfermera puede incluso tomar fotografías del sitio de la herida o dibujar una imagen con un papel debajo de la herida, para ir comparando el tamaño con el tiempo.

Al evaluar las características de la úlcera por presión, también se recomienda estar atento a la piel alrededor de la herida, ya que si no está adecuadamente hidratada, puede contribuir al aumento de la úlcera.

3. Concejos para personas con úlcera de presión

Los consejos son muy importantes para la persona con úlcera por presión y que pueden ayudar a mejorar en gran medida la velocidad de curación, así como evitar complicaciones.

  • Explique a la persona la importancia de no permanecer más de 2 horas en la misma posición;
  • Enseñar a la persona a posicionarse para no aplicar presión sobre la úlcera;
  • Mostrar cómo usar almohadillas para aliviar la presión en lugares con huesos;
  • Efectos nocivos del tabaquismo para la circulación sanguínea y animar a la persona a dejar de fumar;
  • Explicar acerca de los signos de posibles complicaciones, especialmente la infección.

Además, puede ser importante derivar a la persona a la consulta con un nutricionista, ya que una alimentación adecuada es muy importante para promover la formación de colágeno y el cierre de heridas.

©©

Utilizamos cookies para personalizar contenidos y analizar nuestro tráfico. View more
Aceptar